En Parafarmacia 24 horas hoy queremos hablar sobre algo que todo el mundo ve ahora que estamos en verano pero que pocos saben su verdadero significado.

Se trata del valor SPF de los filtros solares, un valor que viene indicado siempre en los protectores solares que adquirimos y que muchos simplemente se limitan a comprar el más alto posible sin valorar que realmente podrían servirse de otros y le realizarían la misma función para lo que van a necesitar.

Para entenderlo, en primer lugar debemos saber que cada persona tiene un tipo  de piel específico, y no todo el mundo resiste igual a las quemaduras solares tras exponerse sin protección. Habrá quien tarde más y quien tarde menos y eso depende de múltiples factores como el tipo de piel, el bronceado que ya tenga, su tolerancia al sol, etc.

Pongamos el caso de que un individuo se expone al sol y su piel tarda 15 minutos en comenzar a enrojecerse. Ahí sabemos que va a necesitar algún filtro solar.

Si se aplica un protector solar SPF 20, lo que hará será multiplicar lo que tarda en quemarse de forma natural por ese valor, obteniendo como resultado 15x20 = 300 minutos de protección.

Al aplicar ese filtro solar ya tenemos como resultado 5 horas de protección, y sin necesitar haber comprado el filtro más alto de todos.

En nuestra farmacia contamos con un catálogo de protectores solares en los que podremos encontrar filtros como:

Este protector ISDIN, un protector solar que brinda una muy alta protección para pieles con tendencia acneica. Se usa en situaciones de: pieles muy claras, condiciones alta insolación, alergias solares y manchas en el embarazo.


O también podemos encontrar este maquillaje compacto Solar de Be+ SPF 50+ para piel clara, que gracias a sus filtros solares UVB y UVA ofrece protección frente a la radiación ultravioleta, cusante de las quemaduras solares, manchas y lesiones precancerosas en la piel.