En Parafarmacia 24 Horas sabemos que el aceite de ricino proviene de las semillas de la planta del ricino, un producto estrella si queremos mejorar el espesor de las pestañas y cejas.

El árbol del ricino es conocido como la higuera infernal, una planta originaria del centro de África y otras regiones que tengan clima tropical, cuya principal propiedad es rejuvenecer.
 
Además de aportar maravillosos beneficios a nuestra piel y cabello, hoy vamos a centrarnos en el poder que éste aceite tiene para aumentar la belleza y espesor de las cejas y pestañas.
 
El aceite de ricino es un gran regenerador celular e hidratante que mejora increíblemente el aspecto de la piel y retrasa los efectos de su envejecimiento prematuro. Además de las propiedades indicadas, también es un potente suavizante y abrillantador para las pestañas y cejas.
 
Para usar el aceite de ricino en las pestañas y cejas, lo primero que debemos hacer es conseguir un tubo de rímel vacío, limpiarlo bien, eliminando todo rastro de rímel e introducir en el tubo el aceite de ricino para poder usarlo a modo de rímel.
 
Limpia tu rostro con jabón, asegurándote de eliminar cualquier rastro de maquillaje en cejas y pestañas, abre la tapa y extrae el cepillo del rímel empapado en aceite de ricino. Retira el exceso con el borde del tubo y aplícalo en tus cejas y pestañas como si se tratase de un rímel normal, desde la raíz a las puntas.
 
Debes realizar este tratamiento cada noche antes de irte a dormir y, por la mañana, lavar tu rostro de forma habitual. Para que este tipo de tratamientos sean efectivos, se debe ser constante en su uso.
 
Cuando te apliques el aceite de ricino en las pestañas debes tener cuidado que no se meta en tus ojos, ya que podría irritarlos.