La píldora del día después es un método anticonceptivo de emergencia, sólo debe ser utilizado cuando fallan otros métodos. 

Esta píldora retrasa la ovulación, lo que hace que se evite el embarazo con mayor o menor eficacia dependiendo de cuando se tome.
 
Aunque la píldora del día después sea un método seguro para la mujer, sigue despertando controversias por sus posibles efectos y su efecto antiimplantatorio, por lo que mucha gente la tacha como "abortiva", aunque muchos médicos especializados desmienten esta posibilidad ya que funciona de manera totalmente distinta a la píldora mifepristona, actuando antes de la implantación, es decir, cuando todavía no existe el embarazo. Si la implantación ya se a producido, aunque se tome la píldora del día después la gestación sería inevitable, por eso es muy importante tomarse cuanto antes.
 
 
 
¿Cuándo se debe utilizar la píldora del día después?
La pastilla del día después se utiliza cuando se ha tenido una relación sexual con penetración y el método anticonceptivo a fallado, por ejemplo por rotura, el olvido de la píldora conceptiva, o cualquier otro fallo.
 
¿Cuándo debe tomarse?
Debe tomarse cuanto antes después de la relación sexual, cuanto antes, más efectiva. Se debe tomar el las siguientes 24 horas, aunque también se puede tomar hasta las 72 horas, pero su eficacia disminuiría. 
Si se toma dentro de las primeras 24h su eficacia es del 95%, si se toma de 24 a 48% si eficacia es del 85%, y si se toma de 48 a 72h, su efectividad se recude al 58%.
 
 
¿Cual es su dosis?
Se toma en una única dosis, pero si el fármaco contiene dos comprimidos, se deben tomar juntos de forma única, o primero uno y a las 12 horas el otro.
 
¿Se puede usar como método anticonceptivo habitual?
No. La píldora del día después no debe tomarse nunca como método anticonceptivo de forma habitual, únicamente debe tomarse en situaciones de emergencia.
Su eficacia es del 95%, muy inferior a la eficacia de los preservativos u otros métodos anticonceptivos.
 
Se puede encontrar en cualquier farmacia sin receta médica.