Hoy en Parafarmacia 24 Horas vamos a hablar sobre un problema muy común y muy molesto no sólo para el que lo padece, si no que también lo sufren los que le rodean porque la comunicación con ellos se vuelve un poco más difícil.

Se trata de los problemas auditivos, algo qu puede ir desde una ligera pérdida que no dificulta demasiado la audición hasta una pérdida severa o una sordera completa, para lo que ya estaríamos hablando de lenguaje por signos o escritura.

En la percepción del sonido pueden participar muchás partes del oído, incluso éste  está dividido entre oído interno y externo. Todo ello es posible mediante una serie de huesos que transforman las ondas sonoras en sonidos dentro de nuestro cerebro mediante la estimulación de los nervios que lo comunican.

Cuando algo de esto no funciona adecuadamente se va perdiendo capacidad auditiva, y como ya hemos dicho, puede ser desde una ligera sordera corregible con sonotones o diversos artilugios hasta una  sordera completa que impedirá que podamos oir nada.

Estos problemas pueden surgir por diferentes motivos, puede ser algo genético que poco a poco desarrollamos a lo largo de nuestra vida, puede suceder como consecuencia de un medicamento o una enfermedad, o hasta puede ser de nacimiento, caso en el que el sujeto en cuestión nace sin poder oir nada y ahí tendrá que desarrollar otras cualidades y otras habilidades que compensen esta.

Cuando una persona comienza a tener problemas de audición es habitual que al principio no lo note y crea oir lo mismo. Sin embargo los de su entorno notaremos que repite mucho expresiones como ¿Qué?, ¿Me has hablado?, etc. y son quizás los primeros en darse cuenta.

Para prevenir los problemas de sordera hay que evitar a toda costa estar sometido a fuertes ruidos de manera constante, y si no hay de otra, usar la protección adecuada. Hoy en día mucha gente usa los auriculares muy altos para oír música, con esto debemos de tener cuidado porque aunque no lo notemos enseguida, llevarlos excesivamente altos podrá provocar poco a poco que perdamos capacidad auditiva.