Hoy en Parafarmacia 24 horas vamos a hablar sobre algo que toda madre se pregunta al tener a su primer bebé, cómo bañarlo.

En primer lugar debemos saber que no es necesario bañar a un bebé recien nacido a diario ya que hasta que no empiezan a gatear no se ensucian mucho, aunque lo que si que debes hacer entonces es lavarle frecuentemente las manos y limpiarle cuidadosamente su área genital sobre todo en los cambios de pañal.

Si lo haces a diario no es para nada malo, pero lo que si es cierto es que hasta que no gatean suelen permanecer limpios algo más y con una o dos veces a la semana puede ser suficiente.

Para bañarlo, es necesario saber que lo más recomendable es usar un jabón especial para bebés que no le irrite la piel, de ese modo evitaremos posibles problemas cutáneos.

El lugar más cómodo es aquel que te proporcione más control sobre el bebé, éste suele ser una superficie elevada como la pila del baño o una bañerita  especial para bebés que se pueda colocar elevada para no tener que estar agachado y perder control del bebé ya que tendremos que estar nosotros incómodos.

A la hora de bañarlo, después de haber preparado el lugar y haber puesto a mano los artículos que vamos a usar hay que preparar el agua a unos 32 grados.

A continuación empezaremos sumergiendo poco a pcoo el bebé sosteniendo su cabeza sin sumegírsela por supuesto. Para mojarle es bueno ayudarse con un vaso de plástico.

Despuús le iremos enjabonando con mucho cuidado ya que el jabón hará su cuerpo más resbaladizo, así que debemos procurar que no se nos vaya a caer.

Debemos saber que hay que usar poco jabón ya que podría resecarle la piel y en lugar de usar esponja es mejor usar la mano o una toallita.

Le iremos lavando con cuidado y a continuación le enjuagaremos por completo ayudándonos de una toallita limpia.

Por último le secaremos con suavidad y sin frotarle y si notamos que tiene la piel reseca o la zona del pañal irritada es muy recomendable utilizar una loción hidratante para bebés.