Puede que pienses que los zumos, infusiones y aguas saborizadas solo pueden consumirse durante el verano. 

Pero en Parafarmacia 24 horas sabemos que lo cierto es que son refrescantes y nos quitan la sed rápidamente, pero también es verdad que necesitamos las frutas y vegetales durante todo el año, por lo que durante el invierno, también podemos tomarlas si queremos evitar enfermar por las bajas temperaturas.
 
Cada una de las recetas de las aguas e infusiones frutales tiene un beneficio particular, sin embargo, las ventajas generales de beberlas periódicamente pueden ser inherentes a todas ellas.
 
Lo primero que podemos decir sobre ellas es que nos hidratan sin aportarnos demasiadas calorías, lo cual es perfecto si estamos haciendo dieta.
Por otra parte, nos ayudan a tener una buena nutrición dependiendo de las frutas ingeridas, aportándonos proteínas, vitaminas, minerales y fibras, todo en el mismo vaso.
 
Además, los zumos naturales evitan o eliminan la retención de líquidos en nuestro cuerpo, sacian nuestro apetito, nos refrescan durante el verano y aumentan las defensas de nuestro cuerpo en invierno.
 
Beber varias veces a la semana estas infusiones o aguas frutales nos ayuda a transportar oxígeno y nutrientes a todo nuestro organismo, mantiene nuestra piel joven y suave, protege nuestros órganos y les ayuda a trabajar correctamente, evita el estreñimiento, nos ayuda a pensar más claramente, y aporta a nuestro cuerpo alimentos 100% naturales como frutas, vegetales, hierbas y agua.
 
Las aguas frutales que podemos encontrar en el mercado no suelen ser 100% naturales, además cuentan con una gran cantidad de conservantes, colorantes y otras sustancias químicas. 
Por ello no hay nada mejor que prepararlas nosotros mismos en casa, lo cual solo nos llevará unos minutos y estaremos seguros de que son 100% naturales.
 
Los ingredientes que puedes utilizar para preparar estas aguas e infusiones naturales son:
 
-Frutas: como los cítricos (limones, naranjas, limas y pomelos), las bayas (moras, arándanos, fresas, frambuesas y cerezas) frutas tropicales (piña, granada, mango, papaya, kiwi), melón, sandía, uvas, ciruelas, manzanas, plátanos, melocotones...
 
-Vegetales: zanahorias, pepinos, apios...
 
-Especias: perejil, canela, jengibre, pimienta negra...
 
-Hierbas: salvia, menta, romero, tomillo, lavanda...
 
Algunas de las mejores combinaciones para disfrutar de las aguas frutales o infusiones naturales son:
 
-Pomelo con menta, romero, albahaca o salvia.
-Limón con cilantro.
-Limón con menta y albahaca.
-Limón con jengibre.
-Naranja con albahaca y jengibre.
-Pepino con lima o limón y albahaca o menta.
-Pepino con salvia o romero.
-Pepino con menta y sandía.
-Zanahoria con limón, jengibre y manzana.
-Zanahorias con salvia y granada.
-Melón con sandía y menta.
-Sandía con menta y albahaca.
-Melón con limón y naranja.
-Mora con frambuesas, menta y fresa.
-Manzanas con ciruelas, menta y arándanos.
-Fresa con salvia y pomelo.
-Cereza con menta y limón.
También puedes crear tú mismo una añadiendo los alimentos que más te gusten.
 
Una vez hayamos elegido la combinación que más nos guste, debemos elaborar el agua frutal:
 
1. Primero, debemos añadir los alimentos elegidos en un recipiente y machacarlos con la ayuda de un mortero o una cuchara, triturándolo lo mejor posible o con la ayuda de una batidora.
 
2. Después, coloca un poco de la hierba o especia elegida.
 
3. Por último, añádela agua (si quieres que esté fría, añádela cubitos de hielo) y mézclalo todo bien.
 
 
Si sólo quieres que el agua tenga el sabor a las frutas, simplemente pon agua en una botella y añádele las frutas elegidas en pequeños trozos, y déjalo un par de horas para que el agua absorba el sabor.
 
Ahora solo te queda disfrutar de su buen sabor y todas sus propiedades.
 
Recuerda no añadir demasiadas cantidades, ya que se trata de infusión o agua.