Talones Agrietados

Los talones agrietados, comúnmente conocidos como fisuras del talón son uno de los trastornos más comunes del pie. Las fisuras son heridas de cortes regulares que afectan a la superficie de la piel. En ocasiones estos cortes suelen ser dolorosos. A pesar de que no causa ningún daño, se ve feo y con frecuencia se presenta como un problema estético.

Causas de los Talones Agrietados

Son varios los factores que influyen en el agrietamiento de los talones:

  • Usar un calzado incorrecto.
  • Sequedad y debilitamiento de la piel.
  • Caminar descalzos.
  • Estar muchas horas de pie.
  • Exposición al sol y al aire.
  • Falta de ácidos grasos.

Consejos para Evitar los Talones Agrietados

Si queremos evitar los talones agrietados debemos prestar a nuestros pies, diariamente, toda la atención que se merecen.

  • Hidratar los talones todos los días, sobre todo si se tiene la piel seca.
  • Intentar no estar demasiado tiempo de pie.
  • Evitar el sobrepeso, pues este aumenta la presión sobre los talones y puede ocasionar la aparición de las grietas.
  • Seguir una dieta rica en vitaminas, minerales y ácidos grasos (aceite de onagra, borraja, sésamo, etc)
  • Mantener una buena higiene para evitar la aparición de infecciones.
  • Evitar el uso del calzado abierto en la parte baja, pues la grasa del talón se expande hacia los lados y pueden aparecer las grietas.
  • Usar la piedra pómez después de lavarlos para eliminar la piel seca.

 

 

 

¿Os ha gustado el post? ¡Pues ya sabéis! Twittead, Comentad o Compartid el enlace con vuestros amigos